ESPAÑA, PRIMER PAÍS EUROPEO CON UN CONTAGIO POR ÉBOLA FUERA DE ÁFRICA

Posted By on oct 7, 2014 | 0 comments


La primera vez que se supo del virus del ébola fue en 1976, en una aldea cercana al río Ébola (de ahí su nombre), en la República Democrática del Congo (por entonces Zaire).

La tarde de este lunes 6 de octubre, el Ministerio de Sanidad informaba del primer contagio por ébola en Europa.

Dos misioneros fueron repatriados a España y fallecieron en agosto y septiembre al poco de ser trasladados. Ahora una enfermera que atendió en el hospital Carlos III de Madrid al misionero Manuel García Viejo, fallecido el pasado 25 de septiembre por ébola ha dado positivo al virus, convirtiéndose así en el primer caso contraído en Europa. Anteriormente, trató al religioso Miguel Pajares, el primer español infectado por esta enfermedad.

Existen muchas preguntas sin respuesta: ¿Son adecuados los equipos usados? ¿Por qué si la sanitaria presentaba síntomas desde el 30 de septiembre no le hicieron las pruebas hasta casi una semana después? ¿Por qué fue al hospital de Alcorcón? ¿España, como país, tiene medios y medidas para atender casos de este virus?

Lo primero que dejan claro los expertos es que el virus del ébola no se transmite ni por el agua ni por el aire, sino por contacto directo: heridas abiertas en la piel (sangre) u otros fluidos corporales de pacientes infectados, vivos o muertos (heces, orina, saliva, semen…). Además, el virus sobrevive también en superficies de objetos, por lo que una persona podría contagiarse al tocar sin protección cualquier objeto contaminado con fluidos, aunque el virus tiene grandes dificultades para sobrevivir más de 48 horas en el exterior. Pero en cualquier caso el personal sanitario, el más expuesto al contagio, debe ir siempre equipado para su protección.

Y otro dato importante: las personas infectadas por el virus no son contagiosas hasta la aparición de síntomas, es decir, no son contagiosas durante el periodo de incubación que oscila entre 2 y 21 días.

La sintomatología es inespecífica, como si de una gripe se tratara: fiebre, debilidad intensa, malestar general y dolores musculares, de cabeza y de garganta. El síntoma clásico de enfermedad, como es el sangrado, se da con menor frecuencia.

Ante lo acontecido el personal sanitario muestra su descontento y manifiesta que al paciente se le podría haber prestado los mismos cuidados paliativos allí que en España, enviando  los equipos médicos necesarios para asegurar la correcta atención no sólo del enfermo español, sino de los de otras nacionalidades.  Se habría evitado así, dada la facilidad de contagio y la letalidad de la enfermedad, el riesgo de los trabajadores sanitarios y, en general, a toda la población a sufrir cualquier contagio. Por otro lado, critican el desperdicio de instalaciones y personal altamente capacitado que hacían del Hospital Carlos III el centro de referencia a nivel estatal para alertas de pandemias, al convertirlo en un hospital para enfermos crónicos (ahora adscrito a La Paz) y el hecho de que se haya estado llevando a cabo un acondicionamiento acelerado de las instalaciones de aislamiento por ser una peligrosa improvisación con la que tratar los episodios de contagio de la enfermedad.

Si ha sido un fallo humano, un error de los protocolos de seguridad implantados por las autoridades sanitarias o el fruto de recortes presupuestarios, lo acabaremos conociendo pero es de suma importancia contener la dispersión de la enfermedad pues no existe una vacuna aprobada o tratamiento específico y el tratamiento que se utiliza en la actualidad es de sostén, soporte cardiopulmonar y de medicina intensiva.

Además del aislamiento del paciente hay que tener en cuenta la protección de riesgo biológico para los prestadores de salud, motivo por el cual nosotros, desde CCS y estando en constante contacto con productos necesarios para la labor diaria del colectivo sanitario, queremos implicarnos en una filosofía enfocada en la realización de nuestra actividad bajo una atmósfera de higiene y protección con el fin de suministrar todo el material sanitario y hospitalario en óptimas condiciones y respetando el mantenimiento de  sus propiedades originales.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies . Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Recibe nuestras últimas noticias y promociones

You have Successfully Subscribed!

Share This