HIGIENE ÍNTIMA FEMENINA

Posted By on feb 27, 2015 | 0 comments


Como mujeres, necesitamos brindarle una atención especial a la higiene íntima para evitar problemas e infecciones. Nuestra preocupación fundamental se centra en sentirnos frescas y limpias durante todo el día. Pero, para eso, se deben tomar en cuenta algunas medidas que protejan la delicada zona vaginal sin alterar el pH.

IMAGEN 1 ENTRADA HIGIENE INTIMA

A juicio de la matrona Carolina Ureta, una adecuada higiene íntima femenina consiste en tener conductas y hábitos que permiten mantener la flora vaginal normal en óptimas condiciones a fin de evitar riesgos de infecciones. Entre ellas:

  • Asear los genitales a diario
  • Cambiarse la ropa interior diariamente
  • Cambiar el protector diario varias veces al día.
  • Evitar el contacto directo con superficies sucias, como un baño poco aseado
  • Después de ir al baño, limpiarse de adelante hacia atrás.

IMAGEN 2 ENTRADA HIGIENE INTIMA

Los principales riesgos de tener un mal hábito de higiene son el desarrollo de infecciones, como vulvovaginitis (irritación vulvar y vaginal) e infecciones urinarias. Las primeras son ocasionadas por un desequilibrio de los microorganismos que viven en la vagina. Las segundas son producidas por bacterias que infectan el trayecto de la uretra o la vejiga.

“Una forma de identificar las infecciones vaginales es a través del aspecto en el flujo, que suele cambiar, ya sea el color, olor o textura. De transparente o blanco pasa a ser grumoso, opaco, amarillo, verdoso, con mal olor. Además, muchas mujeres presentan síntomas locales que causan mucha incomodidad, como irritación de la vulva. Otro tipo de infección es la producida por hongos vaginales que genera dolor al escurrir la orina a través de las fisuras de la piel del periné causadas al rascarse por la picazón producida por los hongos”, indica la especialista.

En menor medida, pueden generarse infecciones urinarias por el contagio directo entre el flujo vaginal infectado y la uretra junto a hábitos higiénicos deficientes. “Por eso es fundamental limpiarse correctamente de adelante hacia atrás y no al revés porque esto favorecería una infección urinaria. En estos casos la mujer sentirá dolor, molestias al orinar y una sensación urgente de ir al baño a orinar”, señala la profesional.

El aseo correcto

Para mantener una adecuada higiene íntima es recomendable lavarse los genitales por lo menos una vez al día, al levantarse por la mañana, ya que durante la noche y al igual que el resto del cuerpo, esa área también transpira. No obstante, en época de verano o en períodos de mayor calor y también durante la menstruación o luego de hacer deporte o cuando la mujer lo estime conveniente, puede lavarse las veces que sea necesario. Es tan importante la frecuencia del aseo como la forma en que éste se realiza.

“Lo correcto es lavarse sólo con agua corriente, ya que el arrastre por efecto de ésta es lo que limpia, eliminando microorganismos y residuos de la vagina. Por ello, no se recomienda el uso de jabones y lociones adicionales, que pueden llegar a matar a los microorganismos “buenos”, como los lactobacilos, lo que promovería la aparición de infecciones. Actualmente existen algunos jabones con pH ácido que serían los únicos recomendados, el jabón corriente no se debe utilizar por ningún motivo”, advierte la matrona.

Splashing water

Medidas complementarias

En general, no se recomienda el uso frecuente de tampones, porque las mujeres no acostumbran a cambiarlo cada 2 a 3 horas como sería lo adecuado. “Esto favorecería el desarrollo de una infección más grave en la cavidad interna del útero y órganos cercanos como trompas y ovarios”, advierte la especialista.

Toallas higiénicas

“Se aconseja preferir las de cubierta de algodón y cambiarlas cada 3 o 4 horas, para que los genitales se mantengan lo más ventilados posibles, a fin de evitar mantener que se mantenga húmeda la zona, lo que promueve la aparición de infecciones u hongos”, señala la profesional.

Ropa interior

La más adecuada es la de algodón, ya que absorbe la humedad y mantiene la ventilación. “también se debe evitar el uso de colaless porque no permiten una adecuada ventilación de la zona genital”, indica la especialista.

La matrona Carolina Ureta recuerda que los tejidos que recubren los genitales son mucosas, no piel como la de las manos y la de los pies donde sí se puede aplicar jabón corriente. Por lo que antes de aplicar algún producto en los genitales, debemos preguntarnos: ¿Usaría este gel/líquido/jabón dentro de mi boca? Y si esto reseca e irrita la boca, lo más probable es que ocasione un efecto similar en los genitales. La respuesta claramente es no.

FUENTE: www.solomujer.cl

Estamos a punto de finalizar febrero. ¿te vas a perder el descuento exclusivo que ofrecemos en Central de Compra en productos ginecológicos? Echa un vistazo a nuestra página web y disfruta de la mejor calidad a los mejores precios.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies . Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Recibe nuestras últimas noticias y promociones

You have Successfully Subscribed!

Share This